HUERTA SANTA CATALINA, LLEGA UN NUEVO MIEMBRO A LA FAMILIA

Acaba de ver la luz un nuevo restaurate de la familia Grupo La Reina. Estamos encantados de presentar Huerta Santa Catalina, un espacio singular con un toque muy valenciano, tanto en la decoración como en la cocina, aunque respetando la esencia de nuestras tabernas y el restaurante. ¡Ven a conocerlo!

Está en la plaza Santa Catalina, 3, junto a la plaza de la Reina.

Huerta Santa Catalina

LA CARNE WAGYU – QUIÉN FUERA VACA EN KOBE

Recientemente hemos incorporado este ingrediente a nuestra nueva carta, en forma de hamburguesa, mini hamburguesa y carpaccio. Pero ¿qué es la carne “Wagyu”?

El Wagyu es una raza bovina procedente de Japón, concretamente de la ciudad de Kobe. El nombre Wagyu proviene de los kanjis “wa” que significa armonía o también Japón y “gyu” que quiere decir ternera. Así que, simplificando, el significado de la palabra Wagyu es  “ternera japonesa”.

vaca de la raza Wagyu

A menudo se suelen mezclar los términos carne de Wagyu y de Kobe. Pero mientras Wagyu se refiere a toda esta raza proveniente de Japón, que se cría en también en muchas otras partes del mundo, la carne de Kobe se refiere solo a la que se cría en esta localidad japonesa.

¿Qué hace a esta carne tan exquisita? Las vacas de carne Wagyu recibe un trato especial para que su carne tenga esa textura que la hace única. Se les alimenta con cerveza y sake (o vino en algunos países) para estimular su apetito y también reciben masajes para que su carne tenga la textura suave que la ha hecho famosa. En algunos lugares se dice también se escuchan música, pero hay sospechas de que se trate de una leyenda urbana.

Además, durante algunos siglos los japoneses emplearon estos animales únicamente para los trabajos en el campo o como mascotas, ya que el budismo prohibía el consumo de carne de vacuno. Por este motivo, las reses de Wagyu apenas han sufrido modificaciones genéticas por el cruce con otras razas para mejorarlas, y la raza ha llegado hasta nosotros prácticamente intacta.

El resultado de todos estos minuciosos cuidados es una carne con mucha grasa incrustada (de la buena, es decir poco colesterol) lo que le confiere un aspecto como de mármol al cortarla. Esta grasa infiltrada es la que aporta a la carne de Wagyu su textura jugosa y suave como la mantequilla. Hay quien dice que esta carne es tan suave y jugosa que incluso se puede cortar con el tenedor, ¿os animáis a comprobarlo?